Dolor de muelas del juicio

Extracción de las muelas del juicio o concordales

Qué son las muelas del juicio o concordales

Los cordales son los molares situados en los extremos posteriores de nuestras mandíbulas. Coloquialmente se denominan “muelas del  juicio” ya que suelen salir entre los 17 y los 25 años.  Son unas muelas que, si no provocan ningún problema, no deben ser extraídas. Pero en el caso de que nos generen problemas bucales, deberemos acudir a un especialista en cirugía oral y maxilofacial.

¿Cuándo realiza extracciones el especialista en cirugía oral y maxilofacial?

Los cordales o muelas del juicio son extraídas por un especialista en cirugía oral y maxilofacial en los siguientes casos:

  • Cuando la mandíbula no tiene el tamaño adecuado. Estas muelas no son capaces de asomar correctamente. Por lo tanto, provocan que la encía crezca por encima de ellas, pudiendo provocar infecciones en dicha zona.
  • Hay algunos tratamientos de ortodoncia que requieren la extracción de estas muelas del juicio. Debido a la falta de espacio en la mandíbula del paciente, sus dientes se apiñan. En algunos casos es necesario acudir a un especialista en cirugía oral y maxilofacial. El especialista eliminará estas muelas con la finalidad de que los dientes tengan más espacio.
  • Si las muelas del juicio están en una mala posición. Esto nos provoca algunos problemas dentales como la maloclusión o el apiñamiento de nuestros dientes. Para evitarlos deberemos concertar una cita con el dentista.

Después de este tratamiento de cirugía oral y maxilofacial

Para una buena recuperación después de un extracción de la muela del juicio es primordial cumplir con las siguientes recomendaciones:

  • Tomar la medicación prescrita por nuestro cirujano oral y maxilofacial.
  • Poner hielo sobre la mejilla para reducir la inflación y el dolor.
  • No beber líquidos o alimentos calientes, ya que esta temperatura podría romper el coágulo de sangre en el alveolo y provocar una infección.
  • A la hora de dormir o tumbarnos para descansar, deberemos mantener la cabeza siempre por encima de los pies para asegurarnos una buena circulación en la zona. Es por esto, que recomendamos utilizar varias almohadas.
  • Realizar nuestra higiene oral cuidadosamente y según nos haya indicado nuestro cirujano.
  • No fumar, como mínimo durante 48 horas después de la extracción.
  • Seguir una dieta blanda o a base de purés para no dañar la zona que se está recuperando.
  • Consumir bebidas frías, muy frías, para bajar la inflamación y reducir el dolor.

Si estás sufriendo alguna molestia relacionada con las muelas del juicio te recomendamos que pidas cita en nuestra web con uno de nuestros especialistas en cirugía oral y maxilofacial.



¿Hablamos?
Salud y belleza
SONRISA PERFECTA
Visita y diagnóstico gratuito