corona dental

Qué es una corona dental

Una corona dental es una tapa o cubierta que se coloca en el diente. Se trata de la parte visible de un diente. Son diversas las causas por las que pueden colocar las coronas dentales. Puede colocarse sobre la propia encía o sobre un implante dental. En este artículo hablaremos de algunos de los aspectos a tener en cuenta sobre las coronas dentales así como los diferentes tipos que existen.

Cuándo es necesaria una corona dental

Una corona dental proporciona una apariencia natural a su sonrisa. No obstante, además de mejorar su aspecto sirve para proteger el diente. La corona restaura un diente dañado o que ha perdido a su forma, tamaño y función normales.

La corona dental puede ser recomendable por varios motivos. Sirve para proteger un diente débil de las fracturas. Cuando no queda suficiente estructura dental natural, ayuda a sostener un diente que tiene un empaste grande. La corona dental también es adecuada para restaurar un diente fracturado. Asimismo, esta técnica se puede utilizar para cubrir un implante dental o un diente malformado o descolorido. Las coronas también se recomiendan después de una endodoncia en un diente, porque el diente es más frágil y necesita protección. También puede ser conveniente si te falta un diente y resulta necesario colocar un puente o un implante dental.

Tipos de coronas dentales

Ya hemos comentado que las coronas dentales pueden colocarse por varios motivos. En cualquier caso, éstas pueden estar hechas de varios tipos de materiales. Se pueden utilizar aleaciones de metal, cerámica, porcelana, porcelana fundida con metal o resina compuesta.

También se puede hacer con una combinación de materiales. Un ejemplo sería una corona dental de porcelana fusionada con metal, en lugar de una corona totalmente de porcelana. En cualquier caso, cuando se hace una corona, el material suele ser del color del diente para que se mezcle con sus dientes naturales. Es lógico que un paciente que decide someterse al tratamiento, quiera que su corona tenga un aspecto natural y se adapte cómodamente a su boca.

Para decidir qué material utilizar para su corona, el dentista tendrá en cuenta muchos factores, como el coste, la resistencia o la durabilidad. También se tendrán en cuenta la ubicación y la función del diente, la posición del tejido gingival, la cantidad de diente que se muestra al sonreír o el color y tono de los dientes circundantes. El equipo de doctores de la clínica dental Carla Moreno le ayudará a decidir la que mejor se adapte a sus necesidades.

Cómo se coloca una corona dental

Normalmente, el dentista prepara el diente eliminando la parte exterior, incluida cualquier caries, para que la corona encaje. Si se necesita una estructura dental adicional para sostener la corona, se puede reconstruir el núcleo del diente. Por regla general esto implicará más de una visita a la clínica dental. Los pasos a seguir, son los siguientes:

Primero se examina y prepara el diente que necesita la corona. Esto puede implicar la toma de radiografías. También puede tomar un molde de su diente o de su boca de antemano.

Posteriormente, se limará y eliminará parte de la capa externa del diente. Se tomará una impresión del diente recortado y de los dientes circundantes.

Para proteger su diente mientras se fabrica la corona permanente, se coloca una corona temporal. Mientras se tiene una corona temporal, el diente suele ser sensible al frío y al calor. No es recomendable masticar chicle ni comer alimentos pegajosos durante este tiempo.

Cuando la corona esté lista, volverás a la clínica dental para que el dentista pueda cementar la corona a tu diente. El dentista la coloca en la boca y realiza los ajustes necesarios.

 

Recuerda que este tratamiento y otros relacionados con tu salud y estética dental puedes realizarlos en la clínica dental de la Doctora Carla Moreno. Un equipo de profesionales con experiencia te ofrecerá el trato que te mereces como paciente. Puedes contactar con ellos para realizar cualquier consulta en la clínica dental de El Puig, en Valencia.



¿Hablamos?