Ortodoncia - Carla Moreno

Ortodoncia. No sólo una cuestión estética

La ortodoncia es un de los tratamientos más populares en materia de salud dental. Los aparatos de ortodoncia son muy habituales en los niños. Esto es así porque se utilizan para corregir la oclusión dental y en muchas ocasiones, es conveniente realizarlo en edades tempranas. No obstante, también es un tratamiento muy requerido por adultos. En el presente artículo hablaremos de sus características y beneficios para la salud dental del paciente.

Qué es la ortodoncia

La ortodoncia es un área de la odontología que previene, diagnostica y trata las irregularidades dentales y faciales. Los ortodoncistas son conocedores de cómo mover los dientes de manera segura para alinearlos correctamente. De esa manera pueden guiar el desarrollo facial y asegurar un crecimiento saludable de la mandíbula.

El tratamiento de ortodoncia (generalmente con brackets) se utiliza normalmente para mejorar la apariencia. También se usan para mejorar la alineación de los dientes torcidos, salientes o apiñados. Asimismo, para corregir problemas con la mordida de los dientes. En algunos casos, es posible que también sea necesario extraer algunos dientes como parte del tratamiento. Esto ocurre si los dientes están muy juntos, lo que hace que se tuerzan o se superpongan.

La ortodoncia se inicia normalmente sólo después de que la mayoría de los dientes definitivos de un niño han empezado a salir. Esto suele ocurrir cuando tienen unos 12 años, pero depende de cuántos dientes adultos les han salido y del crecimiento de su cara y mandíbula.

En los pacientes adultos, el tratamiento puede comenzar a cualquier edad, pero las opciones de tratamiento son más limitadas. El tratamiento no comenzará a menos que se tenga una buena higiene oral, ya que el tratamiento ortodóntico puede aumentar el riesgo de caries y problemas de encías.

 

Los beneficios de la ortodoncia

Los aparatos de ortodoncia arreglan los problemas de alineación de las mandíbulas superior e inferior y el espaciado de los dientes. También pueden ser una de las mejores inversiones en salud.

Al someterse a un tratamiento de ortodoncia puede conseguir la corrección del apiñamiento dental y el enderezamiento de los dientes. Asimismo, logrará una corrección de la mordida. De ese modo los dientes delanteros y traseros se encuentrarán uniformemente. Se reduce así la posibilidad de daño a los dientes prominentes. Todo esto tiene muchos efectos secundarios positivos, que incluyen:

  • Mejora de la capacidad de masticar la comida
  • Alivio de la deficiencia del habla
  • Mayor facilidad para mantener la higiene dental (cepillar, limpiar y usar el hilo dental)
  • Reducción de las caries y de la enfermedad periodontal
  • Dismonución del rechinamiento y astillado de los dientes
  • Reducción del riesgo de lesiones por dientes salientes

El tiempo y el esfuerzo dedicados al tratamiento de ortodoncia desembocará en una vida con mejor salud oral y, además, una sonrisa bonita. La autoestima y la confianza que se ganan como consecuencia del tratamiento de ortodoncia son razones importantes para considerarlo seriamente. No obstante, como ya hemos visto, van mucho más allá de la estética.

Además, la ortodoncia también puede ayudar en el tratamiento de otros problemas de salud, como el labio leporino y el paladar hendido.

Cuida tus dientes durante el tratamiento de ortodoncia

Limpiar los dientes y el aparato puede llevar mucho tiempo, pero es necesario para evitar marcas permanentes en los dientes cuando se retira el aparato. Una complicación común de la ortodoncia son las manchas blancas en los dientes, que son un signo temprano de caries. Esto puede ocurrir cuando se produce ácido de la placa, que se acumula en los dientes y alrededor del aparato. A muchas personas con aparatos les resulta difícil mantener limpios sus dientes y encías. Espor ello que es necesario un cepillado adicional durante el tratamiento.

El ortodoncista puede recomendarte el uso de una pasta de dientes con un alto nivel de flúor, o un enjuague bucal que contenga flúor, para reducir el riesgo de caries. También debes tratar de evitar los alimentos bebidas azucarados. Si quieres saber más sobre el cuidado de los dientes y conocer algunos consejos, puedes consultar nuestro artículo al respecto.

Si realizas visitas periódicas a nuestra clínica, nuestro equipo de profesionales podrá determinar si necesitas este tipo de tratamiento, Si no nos has visitado nunca, puedes hacerlo pidiendo cita desde nuestra web. Para obtener más información, programe ya mismo una evaluación ortodóntica.



¿Hablamos?