miedo a la cirugía oral

¿Qué tratamientos dentales que requieren de cirugía oral?

Las cirugías orales en este momento no son nada traumáticas. Son procesos sencillos que no causan muchas molestias a los pacientes. La cirugía oral soluciona problemas de forma rápida a través de un tratamiento quirúrgico.

Si tienes fobia al odontólogo puedes solicitar sedación asistida Reduce los niveles de ansiedad y molestias durante el procedimiento. Así que no tienes excusa para hacerte este tipo de tratamientos. Acude siempre a los mejores odontólogos de Valencia. Nosotros te recomendamos que vengas la Clínica de la Dra. Carla Moreno.

Las cirugía oral se ha convertido en un procedimiento sencillo. Te mencionamos a continuación las cirugías orales más comunes.

Extracción de cordales

Las cordales son conocidas popularmente como las muelas de juicio. Actualmente se extraen a la mayoría de las personas. Es una pieza dental que perdió su utilidad a través de la evolución humana. Es muy dolorosa su erupción y tiende a presionar el resto de la dentadura. Puede causar molesticas como hinchazón, abscesos y acumulación de alimentos.

La mejor recomendación es la extracción. Es un procedimiento sencillo e indoloro. Generalmente el odontólogo administra antibióticos y antiinflamatorios posteriores a la cirugía oral. La molestia dura pocos días.

Extracción de caninos

Es frecuente que los pacientes tengan caninos incrustados en el maxilar, que no erupcionan. Por eso, la recomendación es extraerlos para mejorar la sonrisa y la mordida. Es un procedimiento sencillo e indoloro que generalmente se debe realizar ante tratamientos de ortodoncia.

Apicetomía

Esta cirugía oral se realiza cuando un paciente continúa padeciendo una infección después de una endodoncia. Consiste en intervenir el ápice de la pieza dental para lograr una limpieza total de la infección. También se corta parte de la raíz del diente para posteriormente sellar.

Es el último recurso quirúrgico que se utiliza para salvar una pieza dental.

Frenectomía

La frenectomía es una cirugía oral frecuente y consiste en la eliminación de parte del frenillo. Este procedimiento se hace con la finalidad de dar una solución al paciente al que sus dientes no permiten el cierre del espacio entre los incisivos superiores. También aplica para el frenillo de la lengua.

Cuidados posteriores a la cirugía bucal

  • Tome reposo. Es importante que no realice actividades físicas. El odontólogo siempre indica la cantidad de días necesarios de reposo
  • El primer día trata de comer alimentos fríos o helados
  • Trate de mantener la cabeza levantada. Es una cuestión de evitar sangrados y reducción de la hinchazón.
  • Colóquese hielo en parte de la cara afectada. Aplique durante 15 minutos y retire durante 15 más. Haga este ciclo todas las veces que pueda
  • No ingiera alimentos duros. Se recomienda que, posteriormente a la cirugía se siga una dieta liquida o blanda, evitando un poco los lácteos
  • Cumpla con la medicación recetada por el odontólogo, así como el resto de las indicaciones
  • Tras las 24 horas de la cirugía, mantenga limpia la boca haciendo enjuagues delicados. Pregunte a su odontólogo si le recomienda realizar enjuagues de agua tibia con sal
  • No utilice el cepillo de dientes o el hilo dental en la zona de la cirugía oral. Sin embargo, debe continuar haciéndolo en el resto de la boca
  • Previo a la cirugía, mantenga una dieta rica en vitaminas A y C. Ingiera alimentos tales como huevos, pescados y zanahorias. Preparan al cuerpo para la sanación
  • Evite dormir apoyando el lugar de la cara en donde se realizó el procedimiento
  • Cuídese del sol durante los días posteriores a la cirugía

¿Qué no debes hacer tras la cirugía oral?

  • No seguir las indicaciones de odontólogo
  • Evite levantar peso
  • No fume
  • No consuma bebidas alcohólicas
  • Evite los alimentos calientes, al menos durante el primer día
  • No consuma alimentos crujientes o duros


¿Hablamos?
Salud y belleza
SONRISA PERFECTA
Visita y diagnóstico gratuito